Los sistemas antirrobo nacen para combatir a los ladrones o cacos. Para cada dispositivo o vehículo existen antirrobos para impedir o hacer más difícil que los amantes de lo ajeno te roben tu objeto más preciado. Utilizar un sistema de seguridad es esencial para evitar el robo.

Candados

Los antirrobos más sencillos y económicos son los candados, en el mercado existen candados antirrobo con llave, candados antirrobo de cable o candados antirrobo de combinación. Y se pueden utilizar para bicicletas, motos, mochilas, taquillas y muchos otros usos.

Todos los tipos de candados son de fácil manejo ocupan poco espacio.

Antirrobo para bicicletas

Las bicicletas se distinguen de los demás vehículos en que no tienen motor ni matrícula, y que pesan mucho menos que cualquiera de ellos. Todo esto hace que las bicis sean más fáciles de robar.

Los antirrobo más utilizados van desde los candados que vimos en el apartado anterior en todas sus variedades, hasta alarmas muy sofisticadas. En el mercado hay bicicletas muy caras que conviene proteger del hurto.

Pasando a antirrobos más sofisticados que un candado, y dependiendo del vehículo, los fabricantes nos ofrecen diferentes tipos de dispositivos antirrobo.

Antirrobo para motos

En el caso las motos, podemos aplicar un sistema de antirrobo en las ruedas, un dispositivo en el manillar o alarmas sofisticadas en cualquier sitio de la moto. También existen sistemas híbridos que dificultan doblemente el robo de la motocicleta.

No nos olvidemos de los cascos de los motoristas, que también valen un dinero y se les puede aplicar un dispositivo antirrobo.

Una clara diferencia entre las motos y los demás vehículos de motor, es que las motos las pueden cargar en un camión y robarlas, dejando para más adelante desactivar el dispositivo antihurto.

Antirrobo para coches

Si hablamos de coches, las posibilidades de instalar un sistema antirrobo se multiplican, sobre todo porque los coches son más grandes y existen más partes donde colocarlos. Los lugares donde se pueden instalar los antirrobo son el volante, un pedal, las puertas, en las ruedas y en el sistema eléctrico mediante un cortacorrientes.

Otro elemento de los coches que debemos proteger de los ladrones es la antena. También existen opciones para evitar el robo de antenas.

Antirrobo para remolques

Un vehículo que merece mención aparte son los remolques o caravanas, los cuales también son susceptibles de ser robados, sobre todo si los aparcamos en lugares apartados sin vigilancia.

Dispositivos antirrobo GPS

Los sistemas antirrobo basados en GPS se pueden aplicar a cualquier vehículo. Desde el momento que lo activas, y los cacos no lo desactivan nada más sustraerlo, sabrás en todo momento en qué punto geográfico se encuentra tu querido vehículo, y así poder avisar a la policía.